Alrededor de 400 canadienses fueron repatriados este martes desde Perú en el primero de los tres aviones enviados por el Gobierno de Canadá para que regresen a sus casas más de mil de sus ciudadanos, afectados por el confinamiento obligatorio y el cierre de fronteras decretado por el Ejecutivo peruano.

En este primer vuelo tuvieron prioridad para embarcar las personas con enfermedades severas y los grupos de escolares que viajaban sin compañía de sus padres, según precisó la Embajada de Canadá en Perú a la Agencia Efe.

Este primer transporte extraordinario de canadienses está operado por la aerolínea Air Canadá para trasladar a los repatriados de Lima hasta Toronto, una de las rutas regulares de la compañía que se han visto afectadas por el cierre de fronteras decretado desde el martes 17.

En total son 5.000 los canadienses y residentes en Canadá los que se encuentran actualmente en Perú, pero alrededor de un tercio de ellos ha expresado el interés a su embajada de regresar a su país dentro de estos vuelos de repatriación.

Algunos de ellos tenían sus pasajes de retorno a Canadá en estas fechas que han obligado a cancelar miles de vuelos para frenar la expansión del coronavirus COVID-19, que en Perú ha causado hasta el momento siete muertos y 395 infectados.

Los canadienses que han solicitado ser repatriados se encuentran dispersos por todo el territorio de Perú, por lo que la misión diplomática del país norteamericano está tramitando salvoconductos de manera que pueda reunirlos a todos en Lima y en Cusco, la ciudad más turística del país, parada obligatoria para visitar Machu Picchu.

Todavía está en conversaciones la manera en que el grupo reunido en Cusco será trasladado a Lima, pues también está prohibido durante la cuarentena obligatoria el transporte interprovincial, tanto aéreo como terrestre.

Perú es uno de los países que más rápido y de manera más drástica ha reaccionado a la crisis del COVID-19, ya que el 6 de marzo tuvo su primer caso confirmado y desde el 15 de marzo, cuando había evidencia de 71 casos, decretó la cuarentena obligatoria, toques de queda nocturnos y la clausura de todas sus fronteras.

Desde el pasado domingo solo permite vuelos de Estado, tramitados por los gobiernos, para la repatriación de los extranjeros, durante una primera semana donde se permitieron algunos vuelos comerciales de manera extraordinaria para sacar del país a turistas extranjeros varados y repatriar a peruanos en la misma situación en el exterior.

Asimismo, el Gobierno peruano está improvisando el mayor hospital del país en la villa de los Juegos Panamericanos de Lima 2019 con 3.000 camas para pacientes del COVID-19 que requieran observación, mientras que tendrá otras 200 camas para cuidados intensivos en un hospital recién construido en la zona este de Lima.