RÍO DE JANEIRO, 1 jul (Reuters) – Brasil superó las 60.000 muertes por coronavirus el miércoles, informó el Ministerio de Salud, que destacó su preocupación por una reciente ola de infecciones en áreas del sur y medio oeste del país.

Un total de 1.038 muertes adicionales se registraron en las últimas 24 horas, lo que eleva el número total de fallecidos a 60.632, dijo el ministerio, en una actualización del registro de de 60.610 divulgado más temprano para agregar datos del estado de Rio Grande do Sul.

El total de casos confirmados se revisó de 1.447.523 a 1.448.753, marcando un aumento diario de 46.712 casos desde el martes. Brasil es el segundo país con más infectados y muertos del mundo detrás de Estados Unidos.

“Hay un aumento en el número de casos de COVID-19 en casi todos los estados del medio oeste y el sur que, hasta hace dos o tres semanas tenían un pequeño número de casos”, dijo a periodistas en una conferencia de prensa Eduardo Marques Macário, un funcionario de salud de alto rango.

El número de muertes en las regiones del sur y del medio oeste creció en un 37% y 36%, respectivamente, en la semana epidemiológica que terminó el sábado pasado, agregó el ministerio, en contraste con lo observado en el norte y sureste y con una tendencia de estabilidad en el noreste.

En el sur, el peor escenario se conoce después de que estados como Rio Grande do Sul y Santa Catarina fueron los primeros en levantar las medidas de distanciamiento social.

El estado de Sao Paulo sigue siendo el epicentro de la pandemia COVID-19 en Brasil, con más de 15.000 muertes y casi 290.000 casos confirmados, según el Ministerio de Salud.