Río de Janeiro, 21 may (EFE).- Las autoridades brasileñas se incautaron el miércoles de un cargamento de 28 toneladas de marihuana en una región fronteriza con Paraguay, en una operación que permitió el mayor decomiso de esa droga en la historia del país, informaron este jueves fuentes oficiales.

La marihuana estaba escondida bajo un cargamento de maíz en un camión que había partido de Ponta Pora, ciudad del estado brasileño de Mato Grosso do Sul en la frontera con Paraguay, informó la Policía Federal en un comunicado.

El resultado de la operación realizada en conjunto por la Policía Federal y la Policía Federal de Carreteras fue celebrado en sus redes sociales por el presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, que la calificó como “la mayor aprehensión de la historia”.

La marihuana decomisada el miércoles en un único operativo representa casi la séptima parte de las 266 toneladas que la Policía Federal brasileña decomisó en todo el año pasado.

La operación tuvo inicio durante una requisa policial en un hotel de Ponta Pora en la que los agentes sospecharon del comportamiento de un huésped de 38 años que se identificó como conductor de camión y dejó claro su nerviosismo.

El sospechoso fue seguido y, poco después de abordar su vehículo y salir de Ponta Pora, fue obligado a detenerse en un retén en la carretera regional MS-295 entre las ciudades de Tacuru e Igautemi, igualmente en el estado de Mato Grosso do Sul.

“Durante la fiscalización fue fácilmente constatada la presencia de muchos paquetes de marihuana bajo la carga de maíz”, según el comunicado de la Policía Federal.

El conductor aseguró que le entregaron el camión ya cargado en Ponta Pora y lo contrataron para transportarlo hasta Sao Leopoldo, municipio en el sureño estado de Río Grande do Sul, fronterizo con Argentina y Uruguay.

El camionero fue arrestado por tráfico de estupefacientes y conducido a un presidio en Mato Grosso do Sul, estado que es la principal puerta de entrada de la marihuana paraguaya que ingresa a Brasil.

(c) Agencia EFE