BRASIL ELECCIONES 2018: En el debate, Alckmin se vuelve blanco de ataques y Daciolo roba la escena en las redes

La presencia de ocho candidatos diluye debate y explicita problemas para la candidatura del PT. Ciro y Boulos fueron menos accionados, y tucano, dueño del mayor tiempo de TV, el más buscado

Cálido y sin grandes momentos de polarización directa, el primer debate presidencial en la televisión las elecciones brasileras en 2018, se mostró al candidato  del PT Geraldo Alckmin , como el blanco preferido de los oponentes. Además de lanzar el candidato Cabo Daciolo , patriota, al estrellato en las redes y memes a causa de su participación histriónica, el programa también dejó en claro los problemas de la candidatura del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso y virtualmente impedido de concurrir por la Ley de la Ficha Limpia. En poco más de tres horas de exposición de los postulantes de la televisión abierta, el petista, que aparece como el líder de las encuestas de intención de voto, fue citado sólo una vez, y al principio -aunque la memoria de la era de oro del lulismo, antes de que el país amargar la recesión, se haya evocado algunas veces.

La noche mostró que Geraldo Alckmin, incluso a la espera de la propaganda en la televisión para intentar despegar en las encuestas, provoca en los oponentes la percepción de que su candidatura tiene potencial de crecimiento y debe ser atacada en nombre de un lugar en el disputado segundo turno. Alckmin fue cuestionado duramente, de Henrique Meirelles (MDB) a Marina Silva (RED) a través de Ciro Gomes – la pedetista, ávido de la exposición, ya que tendrá poco que hacer en época de elecciones, solo relativamente aislado en el debate.

No hubo una polarización ideológica clásica derecha izquierda. En cierto momento, Boulos disparó: “Aquí tiene 50 tonos de Temer. Incluso aquellos que están proponiendo el nuevo, el año pasado estaba aprobando todo, desde el miedo”, causado el líder MTST(Movimiento de los Trabajadores sin Techo) para intentar pegar a los adversarios la imagen del Gobierno Temer, el más impopular de la historia. Hasta Meirelles, ex ministro de Hacienda del actual Gobierno y candidato oficialista, intentó apartarse del Planalto y acercarse a su pasado lulista-algo que Marina Silva y Ciro Gomes, ex ministros de Lula, también hicieron en determinados momentos al exaltar algunos hechos personales. El presidente de la Comisión Europea, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado que el presidente de la Comisión Europea, José Luis Rodríguez, dos décadas.

Alckmin, a su vez, en lugar de elegir Jair Bolsonaro , que lidera las encuestas en los escenarios electorales sin Lula, con el tiempo la orientación menos beligerante, Marina Silva, dirigir sus preguntas. La profusión de candidatos – ocho – y la predilección de los adversarios por el tucán acabaron también por sacar protagonismo de Bolsonaro. candidato de extrema derecha del PSL tenía menos espacio para el abuso de frases hechas en el área de seguridad y el menosprecio de los derechos humanos, al igual que en las recientes audiencias televisadas. “Bolsonaro actuó sin crear conflicto con ningún candidato, una buena estrategia”, evaluó Eduardo José Grin, científico político y profesor del Departamento de Gestión Pública de la Escuela de Administración de la Fundación Getúlio Vargas, que comentó en tiempo real para EL PAÍS el desempeño de los resultados candidatos.

El capitán reformado del Ejército fue el tema más buscado en Internet según Google, que se asoció con la banda para analizar el interés por el debate en el mundo virtual. Sin embargo, a medida que el programa se desarrolló, Bolsonaro dividió los focos especialmente con Cabo Daciolo. Los momentos más esdrumbos quedaron por cuenta del estreno de Daciolo en red nacional, que en algunos momentos hizo dobladinha, al menos temática, con Bolsonaro. Daciolo, diputado federal y ex bombero militar, imprimió el voceirão para responder, muchas veces de manera desconexa, a las preguntas hechas. “Los mayores criminales del país son graciosos”, dijo. Se volvió el segundo tema más comentado en Twitter, después del propio debate, que en el auge marcó casi 7 puntos en el Ibope, contra 25 puntos de la TV Globo. , 8 mil personas o 201 mil personas.

Con la excepción de Boulos, todos los candidatos exploraron las citas a Dios coqueteando con el electorado cristiano. La violencia, el desempleo y la crisis del Estado fueron los temas más recurrentes – el aborto y la desigualdad de género también se mencionaron. Sólo dos candidatos, Marina y psolista propia, llegó a tener que responder a una pregunta de un periodista sobre la cuestión de la interrupción del embarazo. “Este es un tema complejo, que involucra cuestiones filosóficas, morales y religiosas. Aborto no puede ser abogado como método anticonceptivo, defendemos la planificación familiar para que las mujeres no necesiten recurrir a eso”, dijo Marina Silva, que, evangélica, no dio que se ha convertido en una de las principales causas de la crisis económica mundial, que se ha convertido en una de las principales causas de la desigualdad social.

A medida que se desarrollaba el debate, el PT hizo un programa paralelo, transmitido por Facebook , protagonizada por algunos videos de Lula y el vicio y el plan B, Fernando Haddad , y vice de espera , Manuela D’Ávila . El video de 2h30 tuvo 700.000 visualizaciones.