Boris Johnson se convierte oficialmente este miércoles en primer ministro británico con la misión de materializar a cualquier precio la salida del Reino Unido de la Unión Europea el 31 de octubre.

El otrora ministro de Relaciones Exteriores, conocido por sus meteduras de pata, su oratoria florida y brillante, y su turbulenta vida amorosa, fue designado el martes nuevo líder del Partido Conservador, lo que le valdrá suceder a Theresa May.

El político de 55 años asumirá oficialmente la dirección del gobierno en un encuentro con la reina Isabel II en el palacio de Buckingham el miércoles por la tarde, y luego pronunciará su discurso inaugural ante su residencia del número 10 de Downing Street.

May tuvo que dimitir al no conseguir que el parlamento aprobase el acuerdo de divorcio que había alcanzado con la Unión Europea, un texto que Johnson ha prometido revisar, si bien Bruselas ya ha advertido que no piensa cambiar nada.

Durante su discurso como nuevo líder conservador el martes, Johnson animó a sus conciudadanos a “abandonar las dudas y la negatividad”, y se comprometió a unir un país fuertemente dividido.

Pero su promesa de abandonar la Unión Europea con o sin un acuerdo lo pone en una situación de colisión con diputados de alto nivel de su propio partido que no quieren un Brexit abrupto, amenazando su ya de por sí escasa mayoría y elevando la perspectiva de unas elecciones generales anticipadas.

La promesa de Johnson de abandonar la UE el 31 de octubre aunque no haya acuerdo con los socios europeos le enfrenta a mimebros de alto perfil de su Partido Conservador
La promesa de Johnson de abandonar la UE el 31 de octubre aunque no haya acuerdo con los socios europeos le enfrenta a miembros de alto perfil de su Partido Conservador© AFP/Archivos ISABEL INFANTES

El exalcalde de Londres venció fácilmente a su rival, el ministro de Asuntos Exteriores Jeremy Hunt, en una votación de los miembros del partido.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue el primer líder mundial en felicitar a Johnson pronosticando que “¡será genial!”.

Johnson nunca ha ocultado su ambición de poder, usando sus bromas y fanfarronadas para lograr victorias electorales improbables, pero se hace cargo en un momento tremendamente delicado.

“Terminar el Brexit”

El próximo primer ministro británico, Boris Johnson, el 23 de julio de 2019 de Londres
El próximo primer ministro británico, Boris Johnson, el 23 de julio de 2019 de Londres
© AFP Tolga AKMEN

Tres años después del referéndum para abandonar la UE, el Reino Unido sigue siendo miembro después de haber retrasado dos veces su partida.

Johnson lideró en 2016 la campaña para abandonar el bloque y, tras dos aplazamientos solicitados por May, insiste en que hay que respetar el plazo actual.

“Vamos a terminar el Brexit el 31 de octubre”, dijo momentos después de ganar las elecciones internas del Partido Conservador.

El texto que está sobre la mesa, negociado entre los 27 socios europeos y Theresa May, y rechazado por el Parlamento británico en tres ocasiones, no se toca, advirtieron en Bruselas.

En ese sentido, el negociador de la Unión Europea (UE) para el Brexit, Michel Barnier, dijo que espera “trabajar constructivamente con el primer ministro Boris Johnson cuando asuma el cargo, para facilitar la ratificación del Acuerdo de Retirada y lograr un Brexit ordenado”.

Sin embargo, la alternativa de salir sin acuerdo toparía con la oposición del parlamento británico, incluyendo la de numerosos diputados conservadores.

El nuevo primer ministro toma el relevo con una precaria mayoría conservadora en la Cámara de los Comunes del parlamento, de tan solo dos diputados.

El nombramiento de Johnson provocó que el titular de Finanzas Philip Hammond y varios ministros más anunciasen que dimitían, principalmente porque no comparten la posición de Johnson de salir de la UE sin acuerdo.

La agenda de Johnson se ve complicada además por el peligroso contencioso con Irán por la captura de petroleros británicos en el Golfo, en represalia por la inmovilización en Gibraltar de un petrolero iraní, acusado de violar las sanciones europeas a Siria llevando crudo a este país.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here