BRASILIA, 27 nov (Reuters) – El presidente brasileño Jair Bolsonaro, que ya ha realizado declaraciones anteriores expresando su escepticismo sobre los programas de vacunación contra el coronavirus, dijo el jueves por la noche que no se vacunará contra la enfermedad.

En declaraciones transmitidas en vivo a través de múltiples plataformas de redes sociales, el líder de la derecha agregó que era poco probable que el Congreso obligara a los brasileños a vacunarse.

Brasil tiene el segundo número más alto de muertes por coronavirus en el mundo, y Bolsonaro ha minimizado durante meses la gravedad de la pandemia a pesar de haberse infectado con el virus en julio.

“Te digo que no voy a tomarla. Es mi derecho”, dijo.

Bolsonaro también expresó su escepticismo sobre la eficacia del uso de mascarillas durante la transmisión en directo, implicando que había pocas pruebas concluyentes de la eficacia de las mascarillas para frenar la transmisión del virus.

El presidente ha dicho repetidamente que no se exigirá a los brasileños que se vacunen cuando se disponga de una vacuna contra el coronavirus. En octubre, bromeó en Twitter con que la vacunación sería requerida solo para su perro.