Brasilia, 17 abr (EFE).- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, defendió este viernes la apertura del comercio y reconoció que corre el “riesgo” de ser culpado si la situación empeora en la lucha contra el coronavirus, durante el acto de posesión de su nuevo ministro de Salud, el oncólogo Nelson Tech.

El nuevo titular de la cartera de Salud reemplaza a Luiz Henrique Mandetta, quien fue destituido por Bolsonaro el jueves debido a las divergencias que tuvo con el mandatario en la estrategia para enfrentar la pandemia del coronavirus.

Mientras Mandetta seguía las indicaciones científicas y defendía con tenacidad las cuarentenas para evitar la propagación del virus, el líder de la ultraderecha insiste en que la gente debe volver a trabajar y que la economía debe reactivarse porque “Brasil no puede parar” por culpa de una “gripecita”.

“Esta pelea para que se comience a abrir el comercio es un riesgo que corro, porque si empeora (la situación) me cae todo a mi. Ahora, creo, y es algo que mucha gente ya sabe, (el comercio) tiene que abrirse”, dijo el presidente en el acto de posesión donde también se mostró partidario de reabrir las fronteras, actualmente cerradas para evitar la propagación de la COVID-19.

Aunque Bolsonaro señaló la víspera que con el nuevo ministro habían acordado “abrir gradualmente” el país con el objetivo de poner fin a las cuarentenas implementadas por alcaldes y gobernadores en Brasil, Teich no mencionó medida alguna relacionada con este tema durante su discurso.

En su discurso de investidura, el nuevo ministro de Salud, señaló que hacer parte del Gobierno del presidente Bolsonaro es “el mayor desafío” de su vida profesional y señaló que el eje de su gestión será la gente.

“El foco va a estar en las personas. No importa lo que usted haga, al final lo que queda es la gente”, aseguró Teich.

En este sentido, el nuevo ministro dijo que las personas más pobres que “son las que más van a sufrir”, tendrán atención “total”.

La información y el trabajo en equipo, agregó, serán otras prioridades del Ministerio Salud para enfrentar la pandemia del coronavirus.

Según Teich, es necesario brindar una información más completa sobre la COVID-19, una enfermedad que según él genera “ansiedad” y lleva a que la gente “sienta miedo”.

Asimismo, insistió en que para enfrentar al nuevo virus se requiere “formar equipos”, no solo dentro del mismo ministerio, sino con otras carteras y entidades del Gobierno, para lograr un trabajo “eficiente”.

El nuevo ministro también enfatizó que trabajará aunadamaente con las con las autoridades regionales y que fomentará la investigación en Brasil.

Durante el acto de posesión, el ministro saliente Luiz Henrique Mandetta, agradeció a Bolsonaro por la oportunidad y le deseó a su sucesor “toda la sabiduría para conducir a Brasil”.

EFE