El mas ferviente aliado de Donald Trump en el Congreso no aguantó más y atacó la decisión de Trump de saltar al legislativo para realizar una controvertida venta de armas a países del Medio Oriente.

El senador Lindsey Graham criticó este domingo a la administración de Trump por las ventas de armas a Arabia Saudita, citando el asesinato del periodista Jamal Khashoggi como una de sus principales razones.

“Tengo un verdadero problema con volver a hacer negocios como de costumbre con Arabia Saudita”, dijo Graham en “Fox News Sunday”.

Trump invocó este viernes una provisión legal para esquivar al Congreso y aprobar, sin su autorización, una venta de armas por 8,100 millones de dólares a Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Jordania.

“Jordania es un gran aliado. Los [Emiratos Árabes Unidos] han sido problemáticos en Yemen, pero son un buen aliado. Arabia Saudita es un aliado estratégico, pero [el príncipe heredero de la corona saudita Mohammed bin Salman] estuvo, en mi opinión, involucrado en el asesinato “del Sr. Khashoggi, y él ha hecho muchas otras cosas disruptivas, así que ahora no apoyo la venta de armas”, continuó.

Khashoggi fue asesinado luego de ingresar al Consulado de Arabia Saudita en Estambul el 3 de octubre de 2018.

Las agencias de inteligencia estadounidenses e internacionales han concluido que el príncipe heredero autorizó la operación.

Bajo esta situacion el gobierno de Trump invocó de una disposición de emergencia que regula la venta de armas para vender inmediatamente las armas de Arabia Saudita y de otros aliados del Golfo sin la aprobación del Congreso.

La decisión fue rechazada por los demócratas que dicen que la amenaza de Irán citada por el presidente Trump está inflada, con el fin de justificar esta venta.