Los reconocidos personajes de El Chavo, la Chilindrina, Kiko y el profesor Jirafales, así como el Chapulín Colorado y el doctor Chapatín se dejaron de emitir este fin de semana en los diferentes canales donde aún se transmitían en cerca de 20 países.

Y ocurrió contra la voluntad de la familia de su creador, Roberto Gómez Bolaños.

Así lo dio a conocer este fin de semana a través de Twitter Roberto Gómez Fernández, hijo de Gómez Bolaños, más conocido como Chespirito y autor detrás de todos estos icónicos personajes televisivos:

Aunque tristes por la decisión, mi familia y yo esperamos que pronto esté Chespirito en las pantallas del mundo. Seguiremos insistiendo, y estoy seguro que lo lograremos.— Roberto Gomez Fernán (@ElAguila_Gomez) August 1, 2020

De acuerdo a varios medios locales, se trata de una disputa entre Televisa, dueña de los derechos del programa, y la familia de Gómez Bolaños, quien es propietaria de los derechos de explotación comercial de los personajes.

Hasta ahora no se conoce la posición de Televisa al respecto, sin embargo los programas dejaron de emitirse este fin de semana.

El programa “Chespirito” comenzó a emitirse en 1970 y durante años presentó personajes que se convirtieron en emblemáticos de la cultura popular mexicana y latinoamericana, como el “Chavo del 8” y su vecindad, el “Chapulín Colorado” o el “Chómpiras”.

El último programa original se emitió en 1995. Sin embargo, aún continuaba retransmitiéndose en unos 20 países alrededor del mundo.

Tras la declaración de Gómez Fernández, Florinda Meza, la viuda de Chespirito -quien murió en 2014- y dio vida al personaje de “Doña Florinda” en “El Chavo del 8”, expresó su rechazo a la decisión:

¿Qué opino de que se deje de transmitir el programa Chespirito? Aunque no tengo nada que ver porque inexplicablemente no he sido convocada a las negociaciones, creo que justo ahora, cuando el mundo más necesita diversión, hacer eso es una agresión hacia la gente. pic.twitter.com/DDwaXvJQVI— Florinda Meza (@FlorindaMezaCH) August 2, 2020

Televisa vs el hijo de ‘Chespirito’: las razones de una disputa millonaria

Uno de los creadores de contenidos para televisión de habla hispana más famosos del mundo es Roberto Gómez Bolaños, sus productos han hecho reír a generaciones enteras en países como Argentina, Venezuela, Perú e incluso otros de población no hispanohablante como Brasil.

El hijo del comediante Roberto Gómez Fernández sorprendió al anunciar en Twitter la suspensión de los programas del ícono de la comedia mexicana, tales como “El Chavo del 8”, “El Chapulín colorado”, entre otros.

(Ultra Media)

“Aunque tristes por la decisión, mi familia y yo esperamos que pronto esté Chespirito en las pantallas del mundo. Seguiremos insistiendo y estoy seguro que lo lograremos”, escribió el heredero de Chespirito. Los motivos apuntan una disputa por los derechos de la serie que tendría Fernández con la empresa Televisa.

Los antecedentes de la alianza

La cadena mexicana llegó a un acuerdo inicial con el comediante para continuar transmitiendo las emisiones por todo el orbe, éste se realizó con Grupo Chespirito, un ente creado en 2005 para comercializar los productos, además de la serie animada.

En 2014, cuando Gómez Bolaños murió, la empresa que lidera Emilio Azcárraga Jean, Televisa, comercializaba la marca de El Chavo —no sólo la serie clásica— en empresas como Bimbo, McDonald’s, Barcel y Kellog’s.

Grupo Chespirito tomaría fuerza una década después. Maca Rotter, quien fuera ejecutiva de Televisa Consumer Products, decidió crear su propia empresa, Panadería Licensing & Marketing, que promovería productos como El Chavo y El Chapulín en alianza con Grupo Televisa.

La nueva etapa para comercializar a El Chavo

(Ultra Media)

Grupo Chespirito, liderado por su hijo, decidió dar vuelta al tema y despedirse de cualquier alianza con Televisa en el área de productos para el consumidor. En 2017 les quitó el derecho de usar la imagen de los personajes de la serie, desde peluches, aplicaciones, discos y vestimenta.

En esa nueva etapa, Gómez Fernández anunció que acercaría las obras y personajes de su padre a las nuevas generaciones.

El acuerdo no implicó que Televisa cediera los derechos del programa clásico de “El Chavo del 8”, que según Forbes históricamente habían aportado US$1.700 millones de dólares a la empresa, suma que tanto Televisa como Roberto Gómez Fernández desmintieron en su momento.

La suspensión del programa, que se pausa luego de 47 años de haber iniciado, parece obedecer a un cambio contractual en los acuerdos originales entre Grupo Televisa y Grupo Chespirito, este último además es dueño de los guiones de las series. Ambas empresas no han dado una declaración oficial, pero testigos aseguran que Televisa debía renovar contrato a finales de julio, pero no hubo un acuerdo en ambas partes.

Los actores de ‘El Chavo’ nunca vieron los millones que generó

Esta ruptura rompe con años de acuerdos entre Grupo Chespirito y Televisa, que incluso han luchado unidos en disputas contra actores que le dieron vida a personajes.

Uno de ellos, Carlos Villagrán, quien interpretó a “Quico”, tuvo que crear su carrera en Latinoamérica con el nombre “Kiko“. Por su parte, María Antonieta de las Nieves, “La Chilindrina”, entabló un juicio por el derecho a usar su personaje, tras el que llegó a un acuerdo, por lo que éste no forma parte serie animada y otros productos.

La empresa Televisa ya no vio como negocio rentable la transmisión de los programas creados por Roberto Gómez Bolaños, “Chespirito”, motivo por el que no se renovó el contrato con la familia del humorista, explicó Edgar Vivar.

“No se renovaron derechos”, aseguró Vivar

Edgar Vivar, actor reconocido por formar parte del universo creado por “Chespirito” con personajes como “Ñoño” y al “Señor Barriga” habló en un programa radial sobre el posible origen del desacuerdo.

“Roberto Gómez Bolaños tenía apalabrado, contrato de por medio, el usufructo de los derechos de los personajes y de su creación literaria hasta el 30 de julio de este año. Casi 6 años después de su muerte y no se renovaron esos derechos, la empresa Televisa no quiso pagar”, explicó.

De acuerdo con Vivar, gracias a esto los derechos han regresado a los herederos pero aunque no llegaron a un acuerdo con Televisa, todavía lo están hablando.

“Por un lado pienso que esto es bueno porque va a dar oportunidad de renegociar algo, un negocio que le ha dado a la empresa Televisa muchísimos millones de dólares, muchísimo dinero que hablando por mí como intérprete y parte del programa gran parte de ese dinero nunca lo vimos nosotros”.

Si bien Televisa sigue siendo dueño de todo el material grabado, de no renovarse el contrato se podrían realizar nuevos productos para otras televisoras o plataformas.

“Qué visión y qué inteligencia de Roberto de ponerle un plazo a esto”, enfatizó Vivar.

*Este articulo tiene como fuente informacion proporcionada por BBC Mundo y El Universal ambos via Yahoo Noticias.com