La actriz Natalie Portman lidera el grupo fundador de una nueva franquicia de fútbol femenino que debutará en 2022, que integran también otras figuras de Hollywood como Jessica Chastain y Eva Longoria y deportistas como Serena Williams, anunció este martes la liga femenina (NWSL).

“Un grupo mayoritariamente fundado por mujeres y liderado por la actriz y activista Natalie Portman (…) se ha asegurado el derecho exclusivo de llevar un equipo de fútbol femenino profesional a Los Ángeles para debutar en la primavera (boreal) de 2022”, informó la NWSL en un comunicado.

El equipo de Los Ángeles, tentativamente llamado Angel City, se convertirá en el undécimo equipo de la NWSL, ya que otra nueva franquicia, Louisville FC, se unirá a los nueve equipos actuales en 2021.

Además de Portman, otras integrantes del grupo fundador son la inversora en capital riesgo de tecnología Kara Nortman y la empresaria en el sector de videojuegos Julie Uhrman, quien ejercerá de presidenta del nuevo equipo de fútbol.

Primera franquicia liderada por mujeres

“Hoy damos un paso emocionante al anunciar el primer grupo propietario liderado por mujeres”, dijo Portman, ganadora de un premio Óscar en 2011 por ‘Black Swan’.

“Los deportes son una forma tan alegre de unir a la gente, y esto tiene el poder de hacer un cambio tangible para las deportistas femeninas tanto en nuestra comunidad como en la esfera profesional”, añadió.

“Esperamos tener un impacto sustancial en nuestra comunidad, comprometiéndonos a ampliar el acceso a los deportes para los jóvenes de Los Ángeles”, agregó Portman, quien durante su carrera se ha involucrado en diversas causas sociales incluido el movimiento ‘Time’s Up’, que lucha contra el acoso y abuso sexual en la industria del entretenimiento.

Entre los inversores de la nueva franquicia hay otras actrices como Chastain, Longoria, Jennifer Garner y America Ferrera, y deportistas como la tenista Serena Williams y más de una docena de ex jugadoras de futbol, entre ellas Mia Hamm y Julie Foudy.

La NWSL, que en 2013 celebró su temporada inaugural, fue el primer deporte de equipo profesional de Estados Unidos que reinició las actividades en medio de la pandemia de coronavirus.

Su torneo Challenge Cup, al que renunciaron figuras como la actual Balón de Oro femenino, Megan Rapinoe, se celebra desde el 27 de junio en dos estadios a puerta cerrada del estado de Utah y finalizará con la final el próximo domingo.

Estados Unidos es una de las grandes potencias del fútbol femenino, actuales campeonas mundiales.