Estás en cuarentena. La pandemia de COVID-19 te obliga a estar en tu casa y además no tienes idea de cuándo se acabará este encierro. Mientras tanto sientes que el mundo te aplasta porque no estás trabajando y porque nada está bajo tu control. 

Sin embargo, y aunque no lo creas, esta puede ser tu gran oportunidad de aprender a trabajar desde tu hogar y aunque en algunas semanas se reactive la rutina que tenías, ya podrás contar con ese as bajo la manga que más nunca te dejará fuera de control.

A pesar de todas las consecuencias negativas de esta epidemia, y aunque algunos no lo adviertan todavía, lo que está pasando podría generar para algunos un nuevo y, por qué no, mejor trabajo.

Lo primero que debes hacer es evaluar tus habilidades tales como hablar otro idioma, cocinar muy bien o tener alguna especialidad en esta área, escribir profesionalmente, hacer yoga, ser conocedor de algún tema específico (de manejo de redes sociales, de historia, deportes, matemáticas, física, química, cine, teatro, geografía, botánica, astrología, etc) saber cómo manejar bien alguna aplicación determinada como Photoshop o Excel, entre otras.

En caso de identificar alguna fortaleza que se pueda manejar vía internet, entonces ya se tiene un potencial negocio.

Obviamente, hay que diseñar un plan para ofrecer e impartir sus conocimientos, pues se trata de un asunto serio y, sin embargo, es muy probable que se convierta en algo divertido pues se trata de trabajar en algo que dominas muy bien y tu serás tu propio jefe.

Dar cursos de idiomas

Si hablas otro idioma además del que usas en tu país puedes enseñar a otros a entenderlo, hablarlo y escribirlo. Fíjate en otras personas que ya ofrecen este servicio desde hace algún tiempo y observa que aspectos positivos puedes copiar. Establece entonces una agenda con tu propio estilo y como tu mismo crees que puedes preparar tus clases. Prepara cada sesión.

Traductor

El manejo de otro idioma también te puede llevar a ser traductor. Esta es una actividad que le conviene a quienes saben otro idioma, quieren sacarle provecho a este conocimiento, pero no quieren lidiar con otras personas. Además, puede resultar una actividad muy lucrativa.

Blogger

Tener un blog o página web es una excelente vía de mostrar el conocimiento que se tiene sobre algún tema y, una vez posicionado, se puede lograr obtener asociaciones gratuitas para publicitar marcas y productos y obtener por ello comisiones y ganancias.

YouTuber

Puedes subir videos a esta plataforma sobre el tema que domines y ganar dinero. Eso sí, debes procurar que tus publicaciones sean lo suficientemente interesantes, atractivas o divertidas para lograr que esta actividad sea rentable pues de acuerdo con la cantidad de veces que tu video sea visto lograrás más publicidad y más ganancias. 

Rutinas de yoga, pilates, baile o cualquier rutina de ejercicios 

Existen decenas de instructores de yoga, pilates, baile y cualquier tipo de ejercicio físico que publican diaria o semanalmente rutinas tanto para principiantes como para personas que ya al alcanzado un nivel más avanzado. Esto lo publican en plataformas como YouTube e Instagram entre otras y – así como los YouTubers – ganan dinero en la medida que consiguen patrocinantes y esto solo se logra si el canal o página es realmente popular.

Tutoriales de cocina

Chef, cocineros de casa y aficionados a la cocina se cuentan por cientos en plataformas como YouTube o Instagram donde publican recetas, trucos y técnicas que le han servido a todo tipo de personas que se quieren aventurar a preparar nuevos platos. El que cree que la cocina es su fuerte tal vez tenga alguna especialidad a la que le puede sacar punta o tal vez alguna circunstancia lo haya llevado a ser más creativo con algún tipo de receta o técnica. Por ejemplo, hacer platos para diabéticos, celíacos o intolerantes a la lactosa, así como para personas que solo tengan determinados y limitados ingredientes. Mientras más seguidores y reproducciones, más posibilidades de obtener ganancias por publicidad.

Desarrollo de software o programador

Si posees este conocimiento tienes garantizados ingresos trabajando desde tu casa.

Diseñador de páginas web

Una gran forma de obtener ingresos es ofrecer el servicio de diseño de páginas web, es una demanda que por los momentos no se va a detener. Si lo sabes hacer, no dudes en ofrecerlo.

Redactor de contenidos

Generalmente este es un trabajo que se les facilita a los periodistas pero que pueden ejercer personas que saben escribir, que tienen buena ortografía y sentido de lo que las personas necesitan o quieren leer. Muchas compañías con páginas web necesitan a alguien con estas habilidades. 

Community Manager

Llevar las cuentas en las redes sociales de pequeñas o grandes empresas siempre es una actividad que podrá generarte dinero. Solo debes ser muy responsable a la hora de difundir los mensajes a través de cada una de las plataformas, vigilando que los contenidos sean adecuados, sean oportunos y estén bien escritos.