Las redes se han tornado en una de las mejores herramientas para ensalzar o hundir a una persona u organización o, a menudo, a ambas. Es el caso del reciente intento de desacreditar a la flamante y más joven congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, de solo 29 años, con un vídeo de ésta bailando en la azotea de una universidad. El resultado, sin embargo, ha sido el contrario al deseado.

Todo empezó con el vídeo que difundieron algunas cuentas de Twitter supuestamente de la extrema derecha, como la recientemente clausurada AnonymousQ, en el que aparece una joven Ocasio-Cortez en su etapa en la Universidad de Boston bailando la canción Lisztomania de Phoenix sola y junto a otras dos personas en la azotea de un edificio. “Aquí está la comediante favorita de Estados Unidos que actúa como la imbécil despistada que es”, criticaba el post del usuario, quien desde entonces ha eliminado su cuenta, afirmando que era un “video de la escuela secundaria de ‘Sandy’ Ocasio-Cortez”.

El intento de humillar a la congresista no solo no funcionó, sino que la que fue elegida para representar al distrito 14 de Nueva York -Queens y el Bronx- en el Congreso ha salido reforzada y elogiada en redes sociales y entornos públicos.

El comediante Patton Oswalt bromeó señalando que Ocasio-Cortez está “oficialmente acabada” porque “nunca se recuperará de que el mundo haya visto su vídeo bailando adorablemente y divirtiéndose con sus amigos en la escuela secundaria”. El actor Russell Crowe, por su parte, dijo que el baile fue “fantástico”. “Mientras más políticos tengamos como Alexandria Ocasio-Cortez antes estaremos bailando”, escribió.

Ally Sheedy, el actor que interpretó a Allison Reynolds en The Breakfast Club, y cuyos movimientos de baile Ocasio-Cortez estaba imitando, dijo que estaba: “muy feliz” sobre eso, y más tarde escribió “Me encanta este #teamAOC”.

Desde su elección, Ocasio-Cortez ha sido repetidamente objeto de críticas por parte de la derecha, incluso por sus elecciones de ropa. Fox News también la atacó por afirmar que no podría pagar un apartamento en Washington DC hasta que comenzara a cobrar un salario en el Congreso, diciendo que Ocasio-Cortez estaba diciendo la verdad sobre cuán pobre era cuando tenía 15.000 ahorrados. Su director de comunicaciones confirmó más tarde que Ocasio-Cortez, ex empleada de Bernie Sanders, tenía menos de 7.000 dólares.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here