La Policía de Ventura, un condado al norte de Los Ángeles (California), ha informado de que un hombre armado ha entrado en una discoteca de la localidad de Thousand Oaks causando la muerte de 12 personas e hiriendo a veinticinco, mayoritariamente jóvenes que participaban en una fiesta universitaria de música country.

Los medios locales, que están informando en directo sobre el asalto, aseguran que todo ocurrió a las once de la noche (hora local), cuando unos 200 jóvenes participaban en una fiesta y se han escuchado una veintena de disparos en el interior del local, muy popular de la zona, el Borderline Bar & Grill.

El sospechoso de haber perpetrado el ataque es un joven blanco, de 29 años, que vestía de negro. llevaba gafas y actuó con una pistola de 45 milímetros. La Policía ha asegurado que falleció en el interior del local, pero todavía no ha informado sobre sus motivaciones o de si se trata de un acto terrorista.

La Policía mantiene acordonada el área del tiroteo. Uno de los fallecidos es un sargento de la Policía que recibió varios disparos cuanto entró en el local. Murió por las heridas de los impactos de bala una hora después, en el hospital. El sargento, Ron Helus, llevaba 29 años de servicio y se iba a retirar el año que viene, ha trascendido.

Los primeros testimonios hablan de un único atacante que habría disparado al encargado de la seguridad en la puerta del club y después habría entrado en el local lanzando granadas de humo, antes de proceder a disparar varias veces. “Creí que era una broma cuando escuché los primeros disparos”, ha dicho un testigo a la televisión ABC7.

Según su relato, varios de los jóvenes intentaron romper las ventanas con sillas para poder escapar. Otro de los testigos aseguró que cuando el “maniaco” ha entrado había muchos jóvenes divirtiéndose en el local. Hace un año un francotirador provocó una masacre en un concierto al aire libre en Las Vegas, con 59 fallecidos.

Miembros de la policía aseguran la carretera del lugar del tiroteo, que ha causado al menos 13 muertos, en el Borderline Bar and Gril

Dos años atrás, medio centenar de personas fueron asesinadas por un hombre que atacó un club gay en Orlando.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here