“No podemos ignorar la realidad de que los inmigrantes indocumentados están ahora en las carreteras, van a trabajar, llevan a sus hijos a la escuela y llevan a cabo las actividades de rutina que tienen todas las familias”, dijo en un comunicado el senador Joe Vitale, que presenta la propuesta junto con la asambleísta Annette Quijano.

“Si no tienen una licencia de conducir, no tienen seguro y están conduciendo un vehículo que no está registrado, lo que crea un peligro en la carretera”, aseveró el senador, que dijo que este documento “mejorará la seguridad vial”.

“Será bueno para la economía y permitirá a los residentes indocumentados mantenerse a sí mismos y a sus familias”, agregó.

Según Vitale y Quijano, el proyecto se ha presentado para responder a la obligación del estado de crear una licencia segura emitida por el gobierno “de conformidad con la Ley federal de Real ID del 2005”, apunta el texto.

Nueva Jersey se uniría así a otros 12 estados de EE.UU. y al Distrito de Columbia para extender los privilegios de conducir a los inmigrantes sin estatus legal, un documento que detalla el comunicado tendría un color o diseño distinto del permiso oficial “Real ID”.

Apunta, además, que de aprobarse, la licencia no podría utilizarse para fines oficiales, por lo que no sería válido como documento de identificación para vuelos nacionales, para votar, ni para acceder a edificios federales como plantas nucleares.

Asimismo, “los solicitantes para cualquiera de las licencias tendrían que pasar el examen de conducir y obtener un seguro de automóvil si están conduciendo un vehículo”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here