Nicolás Maduro acudirá a la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador el próximo 1 de diciembre. El nuevo canciller, Marcelo Ebrard, ha hecho pública una lista con los presidentes y altos cargos que han confirmado la asistencia al evento. Además del presidente venezolano, se reunirán en la ceremonia de Ciudad de México el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence; el mandatario de Colombia, Iván Duque, que sostiene desde hace meses una tensa relación con su homólogo venezolano; y el presidente de Bolivia, Evo Morales, entre otros que ha comunicado Ebrard a través de sus redes sociales este viernes.

La asistencia de Maduro al evento despierta la vieja polémica que ha perseguido al presidente electo mexicano desde que inició su campaña. La oposición trató de compararlo con el líder de Venezuel como una forma de advertir a los electores de que en México podría llegar a gobernar un presidente de izquierdas que implantara políticas similares a las del país sudamericano. “Si gana López Obrador, México será como Venezuela”, apuntaban algunos eslogan en la propaganda electoral de los rivales. La campaña “del miedo”,la llamaron los miembros de Morena, el partido de López Obrador. 

La lista que ha dado a conocer el próximo canciller de México incluye además la visita de Iván Duque, el presidente de Colombia que sostiene una tensa relación con Maduro, especialmente por la crisis social que ha provocado la llegada masiva de migrantes venezolanos. El mandatario venezolano llegó a acusarlo de magnicidio. Tras el atentado que sufrió Maduro en Caracas el 4 de agosto, el presidente hizo públicas las sospechas —sin pruebas—que tenía de que el Gobierno de Duque hubiera estado detrás de aquel acto.

Otro de los invitados que ya ha confirmado su asistencia será Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, que sustituirá a Donald Trump en la toma de posesión de su vecino del sur. Pence llega en mitad de la crisis de la caravana migrante de miles de centroamericanos que tratan de cruzar hacia Estados Unidos a través de México, así como lo hizo antes el secretario de Estado, Mike Pompeo. Un tema que ha complicado las relaciones exteriores entre los dos países las últimas semanas.

La lista de Ebrard incluye también a la vicepresidenta de Costa Rica, Epsy Campbell; a la vicepresidenta de Uruguay, Lucía Topolansky; al gobernador de Belice, Colville Young; a la presidenta de Surinam, Desiré Delano; y al presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez. En total, según señala el nuevo canciller, asistirán 15 jefes de Estado. De Reino Unido acudirá el líder de la oposición, Jeremy Corbyn, que ha enviado una carta donde señalaba que la toma de posesión de López Obrador se trata de un “momento histórico”.

Además de los cargos mencionados, el Rey de España, Felipe VI, anunció a primeros de octubre que iba a asistir a la ceremonia de investidura en lugar de su padre, Juan Carlos I. Será la primera ocasión en que don Felipe asista a la toma de posesión de un presidente iberoamericano desde que ascendió al trono, en junio de 2014, aunque cuando era Príncipe de Asturias lo hizo en múltiples ocasiones. En los últimos años, ha sido su padre, quien ha acudido a los relevos de los mandatarios iberoamericanos, pero en agosto pasado, alegando problemas en una muñeca, el Rey emérito canceló a última hora su asistencia a la toma de posesión de Iván Duque, sustituyéndole la presidenta del Congreso español, Ana Pastor.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here