El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, llegó a Caraballeda, estado Vargas, tras haber sido retenido por funcionarios de inteligencia del Gobiero, que según el ministro Jorge Rodríguez, actuaron de forma unilateral.

Guaidó indicó que el mensaje que intentó enviar el Ejecutivo “para que nos escondiéramos o nos enconcháramos”, tuvo la respuesta contraria porque los venezolanos permanecieron en la calle para defender sus derechos.

Expresó que cuando estaban haciendo el procedimiento de detenerlo, en donde incluso iba a esposarlo y se negó, le habló a los efectivos de la Ley de Amnistía que pretende promulgar la Asamblea Nacional el 15 de enero, así como de perdón, reconciliación y de la paz que los venezolanos desean para el país.

“Como el mundo lo vio. Nos interceptaron, nos secuestraron unos momentos. Aquí estamos. Lo más importante es que en muchos espacios están los cabildos abiertos y vamos a seguir estando. Quiero mandar un mensaje a esos funcionarios del Sebin, Policía Nacional Bolivariana y la Fuerza Armada Nacional (…) a los que me detuvieron les hable de amnistía, perdón, reconciliación, futuro y de la paz que queremos. Aquí estoy porque soy el legítimo presidente de la Asamblea Nacional que defenderá los intereses del pueblo”, destacó.

Dijo que los funcionarios escucharon el mensaje de amnistía que él transmitió y aseveró que durante el momento tenso, los mismos “no sabían lo que estaban haciendo”. Además acotó que pudo zafarse de las esposas y del “secuestro” porque “hay gente que aún cree en Venezuela”.

Respondió a lo dicho por Jorge Rodríguez de que esos funcionarios actuaron de forma unilateral al decir que si eso estaba ocurriendo de esa manera, “entonces Nicolás Maduro no controla a la Fuerza Armada. Si ya reconocen que no controlan eso, tienen un grave problema en Miraflores”.

Reveló que el Poder Legislativo debatirá el 15 de enero en Plenaria el proyecto de Ley de Amnistía porque “el perdón es necesario” y dijo que el 23 de enero “habrá un grito que retumbará en toda Venezuela y a eso le tienen miedo”.

Señaló que corrieron rumores sobre su retención, “de que me estaban protegiendo de un atentado terrorista. Por ahí andan excusándose. No tenemos miedo. Los que tienen miedo están en Miraflores”.

Indicó que la Asamblea Nacional sí ofrece amnistía plena, en comparación al gobierno que ejerce Nicolás Maduro, “que no protege ni a los suyos”. Puso como ejemplo los casos del exministro de Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres, y del fallecido exministro de Petróleo, Nelson Martínez.

“Saben que Maduro no protege a nadie”, resaltó al igual que su ratificación de que el Parlamento “está cohesionado y unido”.

“Anunciamos formalmente que el presidente de la Asamblea Nacional debe asumir las competencias. Ustedes lo saben”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here