Lucha anticorrupción, ajustes a la paz y unidad política: claves del primer discurso del presidente Duque

0
265

El presidente Iván Duque Márquez dio su primer discurso posesionado en el cargo. Señaló que evaluará la mesa de negociaciones con el ELN durante el primer mes y desplegará los “correctivos necesarios” al acuerdo de paz con las Farc.

“Quiero gobernar a Colombia con valores y principios inquebrantables, superando las divisiones de izquierda y derecha”.

El comienzo del discurso del presidente Iván Duque Márquez, este martes, fue un llamado al diálogo entre las diferentes vertientes políticas del país, señalando que quiere gobernar “con el espíritu de construir, nunca de destruir”.

Aunque tuvo críticas al país que recibe de Juan Manuel Santos, el discurso del Duque fue muy diferente y con un ánimo mucho más conciliatorio que el que entregó minutos antes del presidente del Senado, Ernesto Macías, del Centro Democrático, en el que desplegó un “memorial de agravios” en contra del Santos, ante los miles de invitados nacionales e internacionales congregados en la Plaza de Bolívar.

Duque hizo referencia a la celebración del bicentenario de la independencia de Colombia, que será en 2019, y señaló la necesidad de hacer reflexiones profundas sobre el pasado y el futuro. “El Bicentenario nos debe llevar a recordar cómo nuestros padres de la patria fueron capaces de dejar sus egos para forjar un propósito común. La impronta imborrable de Bolívar, Santander, Sucre, Córdoba, Urdaneta, al igual que los valientes lanceros que se crecieron en la batalla de Boyacá para entregarnos la libertad, nos debe reafirmar lo grande que somos y podemos ser cuando tenemos objetivos compartidos”, señaló el nuevo presidente.

Luego, inició con reparos al gobierno de Santos. En líneas muy similares a las que señaló Macías, aunque no tan incisivas, Duque se refirió a la muerte de más de 300 líderes sociales en los últimos dos años, a la “creación desordenada de agencias y programas está acrecentando la desconfianza ciudadana y la frustración de los beneficiarios de estas iniciativas”, a los errores que se han cometido en materia económica, a la expansión de los gastos y a los escándalos de corrupción.

“Nos duelen los constantes escándalos de corrupción en la alimentación escolar, en el sistema de salud, en proyectos de infraestructura, en los abusos de la contratación directa o en los peligrosos carteles de únicos proponentes, que han deslegitimado al Estado, malgastado escasos recursos públicos, privado a miles de ciudadanos de servicios esenciales y ameritan nuestra acción inmediata”, expresó Duque.

Continuó con un llamado a la unidad y a la construcción de un pacto por Colombia: “No se trata de pensar igual, no se trata de unanimismos, no se trata de eludir las sanas discrepancias de ideas que enriquecen la democracia. Se trata de ser capaces de darle vida a los consensos necesarios para que seamos una nación grande, sólida y segura”.

El presidente Duque también habló sobre una de sus promesas de campaña: la modificación de parte del acuerdo de paz firmado con las antiguas Farc. “Por el respeto a Colombia y por el mandato ciudadano que recibimos, desplegaremos correctivos para asegurar a las víctimas verdad, justicia proporcional, reparación y no repetición. También corregiremos fallas estructurales que se han hecho evidentes en la implementación. Las víctimas deben contar con que habrá reparación moral, material y económica por parte de sus victimarios y que no serán agredidas por la impunidad”, subrayó.

En ese mismo sentido, anunció que habrá contundencia por parte de las Fuerza Militares para la lucha en contra de las estructuras criminales que operan en el territorio nacional.

Diálogo con el ELN

El presidente Duque se refirió a la continuación de los diálogos de paz con el ELN, cuyo sexto ciclo de negociación culminó hace unas semanas sin lograr un cese bilateral de fuego. Duque señaló que este asunto se evaluará durante el primer mes de gobierno, tiempo en el que discutirá con la ONU, la Iglesia católica y los países que han apoyado el proceso para conocer sus posiciones. Eso sí, mantuvo las condiciones que ya habían sido anunciadas: “Quiero dejar claro que un proceso creíble debe cimentarse en el cese total de acciones criminales, con estricta supervisión internacional, y tiempos definidos. Queremos avanzar, pero el pueblo colombiano no tolerará que la violencia sea legitimada como medio de presión al Estado”.

 Apoyo a la consulta anticorrupción

Aunque no lo dijo directamente, Duque mostró su apoyo a la consulta anticorrupción que se llevará a cabo el próximo 26 de agosto. Invitó a los colombianos a construir legalidad, enfrentando la corrupción.

En ese momento hizo referencia a los puntos que tratará la consulta anticorrupción: “Endureceremos las penas para los corruptos y les aplicaremos que no gocen de casa por cárcel ni reducción de penas, vamos a sancionar severamente a empresas, dueños y gestores que corrompan funcionarios, prohibiendo su contratación con el Estado, vamos a promover los pliegos tipo en todos los contratos de las entidades estatales, limitar a no más de tres períodos la presencia en cuerpos colegiados de elección popular, hacer imprescriptibles los delitos contra la administración pública y hacer de la publicación de la declaración de renta de todos los funcionarios un deber constitucional. Hoy con agrado y motivación presento ante el país y el Congreso este paquete anticorrupción porque la defensa de la ética pública es de todos y juntos tenemos que lograrlo”.

Defensa de líderes sociales

El nuevo presidente también anunció que trabajará de la mano con la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría y la Fiscalía para prevenir la violencia en contra de líderes sociales. “Esta tarea es de todos. De todos, y todos los colombianos debemos rechazar cualquier forma de violencia que pretenda acallar las voces libres de nuestros compatriotas”, señaló Duque.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here