Los fichajes del Barça y Madrid calientan por ahora

Ninguno de los cuatro nuevos futbolistas de Valverde se ha estrenado como titular en LaLiga y los de Lopetegui ni han jugado

0
368

Quizá porque aspiran a llegar al parón de selecciones del próximo 9 de septiembre sin contratiempos, los favoritos al título han coincidido en dar poco protagonismo a los fichajes en el inicio de LaLiga. Los que han tenido más vuelo han sido los del Atlético, sobre todo Lemar y a ratos Gelson y Rodri. No juegan Courtois, Vinicius ni, obviamente, el lesionado Odriozola en el Real Madrid. Y en el Barcelona no se ha estrenado ninguno de los cuatro como titular: Arthur, Lenglet, Arturo Vidal y Malcom.

Malcom disputó seis minutos en Valladolid y dispuso de un mano a mano con Masip. Alternativa a Dembélé, fue una de las incorporaciones sorpresa de la temporada después de que ya tuviera formalizado un acuerdo con la Roma. Stoichkov ha llegado a pedir en una entrevista al diario Sport que le den la camiseta con el 8 al brasileño procedente del Girondins. Jugador explosivo y de gatillo fácil, está en periodo de adaptación al complicado juego del Barcelona.

Más participación se esperaba para Arthur, recientemente convocado por Tite, después de sus buenos apuntes en la pretemporada y en especial en la gira por Estados Unidos. El volante, al que se compara con Xavi, solo ha jugado 13 minutos en el Camp Nou ante el Alavés después de tener presencia en la formación de la Supercopa. Valverde prefirió utilizar a Arturo Vidal en Valladolid. El chileno ha actuado en los dos partidos disputados, 21 minutos en total, entre Alavés y Valladolid.

A Vidal le cuesta todavía encontrar su sitio en el campo, desplazado a un costado, pendiente de adaptación a un equipo que con su entrada a la cancha muta del 4-3-3 al 4-4-2. El exjugador del Bayern Múnich, equipo en el que coincidió precisamente con Guardiola, ha sido la incorporación sorpresa después de la salida inesperada de Paulinho. Quiere el técnico un volante físico, con dinámica y llegada, y Vidal tiene además la sangre caliente y mucho carácter. Ahora debe calzar su fútbol al del Barça.

A Valverde no le gusta correr riesgos, y menos después de la experiencia de la temporada pasada, cuando el Barça logró la Liga y la Copa. Los azulgrana ganaron los primeros siete partidos, los mismos en los que el Madrid cedió siete puntos en el Bernabéu, después de empatar con el Valencia y el Levante y perder con el Betis. El equipo de Zidane cayó con el de Quique Setién en la quinta jornada, cuando reapareció Cristiano, sancionado con cinco partidos por su expulsión en la Supercopa.

Valverde tardó tres encuentros en dar la alternativa a Semedo, Paulinho debutó en el octavo mientras que Dembélé se estrenó el 9 de septiembre en el derbi contra el Espanyol. Ahora también opera con cautela con los fichajes, que han costado unos 130 millones de euros. “Serán los títulos los que dirán si la plantilla es mejor”, ha apostillado Piqué. Las rotaciones serán imprescindibles en Barça, Madrid y Atlético cuando empiece la Champions, la competición más apetecida por los azulgrana y los rojiblancos —máxime con la final en el Metroplitano—. “Es el título más importante que hay”, insiste Piqué, “pero sería un suicidio dedicarse solo a esta competición; nunca la hemos ganado sin ganar la Liga, el termómetro de la temporada y más en un equipo como el Barça”.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here