Las autoridades tailandesas se han visto obligadas a clausurar la emblemática playa Maya Bay, famosa por su aparición en la película La Playa (1999), protagonizada por Leonardo Di Caprio, para que el ecosistema se pueda recuperar de los “excesos turísticos”. El arenal, situado en la isla de Phi Phi Leh —en el mar de Andamán— es una zona rica en corales, pero dañada desde hace tiempo por el ascenso de las temperaturas marinas, y sobre todo, por el aluvión de turistas que la visitaban. Hasta 6.000 personas al día pisaban su fina arena para hacerse selfies y disfrutar unas horas del entorno natural. Una visita de la que, desde el pasado 1 de junio, ya no se podía disfrutar. El Gobierno tailandés decidió cerrarla para intentar minimizar el impacto medioambiental. “Cuatro meses no han sido suficientes”, reconoció a Reuters el director de la Oficina de Parques Nacionales, Songtham Sukswang.

El jefe del parque Noppharat Thara-Mu Ko Phi Phi, Woraphot Lomlim, señaló que el cierre se prolongará lo necesario hasta que se recupere el entorno

Conscientes de la importancia del sector turístico en Tailandia, que ya supone el 12% de la economía del país asiático, las autoridades tenían pensado acotar el número de personas a partir de octubre. Una decisión que no se ha llegado a tomar por la amenaza creciente al hábitat local. “Somos un país hermoso, pero tenemos que proteger nuestros recursos naturales”, llegó a afirmar un asesor del departamento de Parques Nacionales a finales de mayo.

La Bahía Maya en Tailandia

En los últimos años, las críticas contra las autoridades por la mala gestión y los estragos que provoca el turismo han arreciado. Tailandia superó los 72.000 millones de euros en 2017 gracias al dinero dejado por este sector y recibe más de 35 millones de turistas anuales en la actualidad. Por eso mismo, no es la primera vez que se prohíbe acceder a un lugar de estas características en el país asiático. Hace dos años la isla de Koh Tachai también fue clausurada por un periodo indefinido, dejando abiertos solamente dos centros de buceo. “Se ha destruido la ecología y sus corales”, afirmaron los expertos para justificar la medida.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here