“Este grupo chavista ha estado en el poder desde 1998. Son veinte años de poder. Pero está llegando a su fin”, aseguró el compañero de formula del presidente electo de ultraderecha Jair Bolsonaro.

Agregado militar de la embajada de Brasil en Caracas de 2002 a 2004, el general Mourao dijo que la administración de Bolsonaro -que asumirá sus funciones en enero- no debe aplicar sanciones comerciales, sino ejercer “presión diplomática” para que en Venezuela se puedan llevar a cabo “elecciones normales”, reveló nota de la agencia AFP.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, fue reelecto en mayo en unos controversiales comicios desconocidos por la oposición, Estados Unidos, varios gobiernos de Latinoamérica y la Unión Europea.

El vicepresidente electo de Brasil también dijo que la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas, creada en 2008 por iniciativa de Brasil y Venezuela) es una institución “moribunda” y “prácticamente en quiebra”.

Para el general retirado, la Unasur, creada bajo los gobierno de los presidentes de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva y Hugo Chávez, es movida por un “antiamericanismo pueril que no aporta nada”.

El lunes, el día después de ser elegido con un 55% de los votos, Jair Bolsonaro descartó una eventual intervención militar en Venezuela a pesar de las “graves dificultades” causadas por la “dictadura” de Nicolás Maduro.

“Por nuestra parte, no hay (un interés), Brasil siempre buscará la manera pacífica de resolver el problema”, afirmó en una entrevista con el canal de televisión Record.

Por Caraota Digital

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here