El diputado y expresidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, rechazó la visita del mandatario de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, asegurando que se trata de una maniobra más de Nicolás Maduro “para seguir hipotecando, sin ningún control, los recursos del país y evadir las sanciones que le ha impuesto la comunidad internacional por ser un corrupto y un dictador”.

“Nicolas Maduro recibió a otro dictador para rematarle y entregarle en bandeja de plata las riquezas mineras del país, atentando contra los intereses de los venezolanos. Esto es un grave acto de traición a la patria. Maduro está cambiando la explotación del oro del arco minero por escasos recursos que destinará a la corrupción y a financiar su proyecto de perpetuarse en el poder”.

En este sentido, el coordinador nacional de Primero Justicia también señaló que las alianzas entre Venezuela y Turquía “solo benefician a empresarios amigos de ambos dictadores que se enriquecen a costa del sufrimiento del pueblo venezolano. Maduro no podrá escapar al cerco que le he montado la comunidad internacional hasta que no se haga a un lado y permita el regreso de la democracia a Venezuela”.

Asimismo, el diputado calificó como “una vergüenza y una ofensa al legado del Libertador” la entrega de la banda presidencial y la réplica de la espada de Bolívar a Erdogan, pues a su juicio se trata de un dictador que al igual que Maduro ha cercenado las libertades y los derechos del pueblo turco.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here