La decisión de Nicolás Maduro de desplegar el Ejército Bolivariano en la frontera con Colombia ha generado tensión en el país y todo tipo de comentarios a favor o en contra de una posible confrontación entre ambas naciones. Para el senador del Centro Democrático, Álvaro Uribe Vélez, las tropas venezolanas se equivocan de objetivo militar.

“Lo que pasa es que los soldados de Venezuela no deberían de apuntar hacia Colombia, al país hermano, deberían de apuntar al Palacio de Miraflores”, dijo Uribe, quien a principios de este mes en plenaria del Senado apeló por una “intervención legal” en el territorio vecino, opción, para él, cobijada en la Carta de las Américas de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Además, señaló que Maduro debe de abandonar el poder como culpable de la crisis en Venezuela que ha causado la migración de más de cinco millones de ciudadanos y una inflación que está proyectada a 1.000.000% para final de este año según el Fondo Monetario Internacional.

“La intervención humanitaria es requerida en las resoluciones de las Naciones Unidas. Cuando hay un gobierno culpable de una crisis humanitaria hay que intervenir por razones humanitarias”, manifestó sin referirse a qué tipo de intervención se refiere.

Durante su gobierno se presentaron roces con su homólogo Hugo Chávez, quien numerosas veces lo señaló como un mandatario para la guerra que estaba planeando una acción bélica contra el país vecino.

También en 2009 y 2015 las Cámaras del Congreso hicieron un llamado al Ministerio de Defensa para evaluar la situación militar del país para una eventual confrontación con Venezuela.

El canciller Carlos Holmes Trujillo, frente a la presencia de militares venezolanos en la frontera, confirmó que no se ha violado la soberanía de Colombia, pero de ser así, el presidente Iván Duque tiene todas las competencias para actuar como jefe de las Fuerzas Armadas.

Otras voces desde el Congreso se han manifestado por una posible confrontación con Venezuela y por el aumento del presupuesto para la defensa antiárea para 2019.

“Le pido al presidente Duque que rechace las declaraciones de sus funcionarios, ministros y embajadores que siembran en el ambiente político nacional una posible intervención al vecino país de Venezuela”, escribió la senador de la Unión Patriótica, Aída Avella.

También, la representante de la Alianza Verde, Ángela María Robledo, en un foro manifestó que hay que abogar por una América Latina donde prime la paz. “No podemos aceptar por nada una intervención militar en Venezuela. Toda guerra es un fracaso de la sociedad”.

Por su parte, el senador de la U, Roy Barreras, también se unió al rechazo de una posible intervención. “Una guerra se inicia en minutos pero duran años sus trágicas consecuencias. Hoy en el mundo NO hay guerras nacionales sino guerras irregulares (Afganistán, Irak y Siria) con intervenciones globales (USA, Rusia, China). Gobierno colombiano debe rechazar claramente semejante riesgo”.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here