La Fiscalía brasilera, a través de su fiscal general, Raquel Dodge, solicitó la suspensión de la investigación que avanza en contra del presidente Michel Temer, por causas de pagos ilícitos de hasta 4.2 millones de dólares recibidos presuntamente de la constructora Odebrecht.

La Fiscalía afirmó que su petición “se debe al hecho de que el presidente tiene inmunidad temporal a la persecución penal”, además que “la Constitución prohíbe que el presidente sea denunciado por actos anteriores al mandato”, el cual comenzó en 2016 tras la destitución de Dilma Rousseff.

La Policía Federal encontró en septiembre de 2018 algunos indicios de que Temer habría recibido pagos de coimas y sobornos en 2014, cuando era vicepresidente de Brasil, por lo que la Corte Suprema decidió enviar el caso a la Fiscalía para que ellos decidieran si finalmente se presentaría una denuncia formal en contra del actual jefe de Estado.

Temer ya había sido denunciado en dos ocasiones por la Fiscalía brasilera, pero la Cámara Baja siempre impidió que los procesos en su contra avanzaran y se convirtieran en investigaciones formales.

Michel Temer tendrá que entregar su mandato el 1 de enero de 2019 al nuevo jefe de Estado que será elegido en las próximas elecciones del 7 de octubre de 2018.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here