El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó que la posibilidad de que la Justicia le conceda la libertad condicional al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva será una señal de que el crimen compensa, algo en lo que no estaría dispuesto a ceder.

Bolsonaro aseguró que en su calidad de jefe de Estado de Brasil, no le concederá un indulto a Lula, encarcelado desde abril por una condena de 12 años de prisión por corrupción, pero a pesar de esta postura del presidente entrante, los tribunales superiores sí pueden llegar a liberarlo en caso de que consideren que el expresidente puede esperar en libertad hasta que su proceso pase por todas las instancias judiciales.

Decreto de indulto

“Todos sabíamos que si el PT (Partido de los Trabajadores, la formación liderada por el expresidente) ganase las elecciones, el decreto de indulto sería firmado por (Fernando) Haddad (el candidato al que derrotó en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales)”, afirmó el diputado ultraderechista en una entrevista a la televisión Bandeirantes.

“Con mi llegada al poder ya no existe esa posibilidad”, afirmó al dejar claro que su Gobierno nunca concordaría con el indulto para el expresidente.

Bolsonaro, no obstante, admitió que Lula puede beneficiarse con la reinterpretación por parte de la Corte Suprema de la legislación que establece que los condenados por tribunales de segunda instancia, como es el caso del expresidente, tienen que comenzar a cumplir su pena inmediatamente.

Recursos legales

Los abogados de Lula han presentado recursos para que la máxima corte se pronuncie sobre si un condenado puede esperar en libertad hasta que su condena sea confirmada en todas las instancias, por lo que el expresidente sólo podría ser encarcelado después de que su caso pase por el Tribunal Superior de Justicia (tercera instancia) y por el Supremo Tribunal Federal (cuarta y última instancia).

“Si una persona puede permanecer libre varios meses hasta que su caso pase por última instancia la Justicia mostrará que vale la pena ser corrupto en Brasil. No podemos tener un país que da muestra de que el crimen compensa”, afirmó Bolsonaro.

El presidente electo afirmó que varios de los parlamentarios con los que ha conversado han dicho que esperan que su Gobierno sea exitoso para evitar el posible retorno del PT al poder. “Si mi Gobierno fracasa, el PT tendrá todas las condiciones para volver al poder y si vuelve no sale nunca más”, dijo.

Bolsonaro anunció el jueves pasado que el ministro de Justicia de su Gobierno será el juez federal Sergio Moro, responsable por el proceso conocido como Lava Jato, que destapó el mayor escándalo de corrupción en la historia de Brasil.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here