Hasta ahora la prensa especializada ha sido tajante con la cinta, calificando esta biopic como una de las menos arriesgadas del último tiempo. ¿La razón? Pasan de forma muy rápida los grandes hitos de la banda -y de la vida de Mercury- sin mostrar nada que no se sepa.

El sitio Variety definió Bohemian Rhapsody como: “La película, a pesar de su inspiración electrizante, es convencional y juega a la segura, saltando a través de los eventos de la vida de Mercury en vez de profundizar en ellos. Bryan Singer es un cocinero de bajo presupuesto, el tipo de cineasta que aporta más energía que textura a lo que está haciendo. Bohemian Rhapsody no es la película que podría o debería haber sido. Lo escrito por Anthony McCarten (Darkest Hour, The Theory of Everything), carece de la intimidad catártica, la autenticidad de lo que estás haciendo”.

Por su parte, The Hollywood Reporter señaló que “es un retrato PG-13 convencional de una banda no convencional que reconoce las facetas más oscuras del cuento, aunque sea a la ligera, al mismo tiempo que enfatiza fervientemente en su lado dulce y optimista. Su historia de amor es la relación más complicada y mejor desarrollada en la película, sin dejar ninguna duda de por qué, pese a que se haya despertado la atracción de Freddie hacia los hombres, Mary sigue siendo su amiga más querida y firme”.

Indiewire apuntó que “el gran fracaso de Bohemian Rhapsody es que, después de empezar, hace parecer a los miembros de Queen como 4 tipejos que fueron procesados por la maquinaria de biopics de Hollywood, una lejana, frívola e inútil fórmula biográfica sobre una inimitable banda de inadaptados. Si no fuera por la postura salvaje de Rami Malek como uno de los mejores líderes de la historia del rock, una profunda lista de canciones asesinas y la larga sombra de la icónica actuación de 1985 de su banda en Live Aid, esta película podría ser sobre cualquier músico, en cualquier momento”.

En Rotten Tomatoes, varios usuarios apuntaron a que el problema no es Rami Malek, quien da una interpretación fascinante, si no que la película no tiene nada importante que decir. Es por esto que en el sitio, Bohemian Rhapsody recibe hasta ahora un 6/10.

“Mientras que Bohemian Rhapsody se dispara a cubrir el talento de la banda como compositores, músicos y artistas en el escenario,no logra explicar la fuente de los dones líricos de Mercury, su personalidad ostentosa y la enorme autoconfianza y autocentrismo”, es otra de las reseñas que se encuentran en la página.

La película se estrena mundialmente este 1 de noviembre, donde ha generado bastante expectación y muchos de los fanáticos de Queen están ansiosos por verla.

SIMILITUDES ENTRE RAMI MALEK Y FREDDIE MERCURY?

Rami Malek es increíble como Freddie MercuryTanto en las primeras imágenes que se revelaron como en los tráilers que han ido saliendo ya nos dimos cuenta de ello, pero una vez visto el filme se hace inevitable imaginar a Rami Malek como una persona independiente del legendario líder de Queen.

Pero ¿cómo consiguió el protagonista de ‘Mr. Robot’ meterse en el papel de semejante titán?  nos ha sorprendido ver cómo los dos artistas ya tenían varios rasgos en común que hicieron más accesible su conversión a estrella del rock.

“Resultó fascinante investigar a Freddie Mercury. No era una mera cuestión de copiar su gestualidad o su porte como artista, sino de hallar a la persona que escondía su timidez en ese personaje que aparecía ante los medios y sobre los escenarios”, comienza a explicar Malek. “Esa persona, y eso fue sorprendente para mí, presentaba innumerables paralelismos con mi vida”.

bohemian rhapsody queen rami malek freddie mercury

Lo primero que destaca el actor es que sus procedencias son bastante cercanas:

“Ambos tenemos raíces africanas: Freddie nació en Tanzania, estuvo en Sudáfrica y pronto se instaló con su familia en Inglaterra. Mi familia es natural de Egipto y tuvo que emigrar a Los Ángeles, sé lo que es estar entre dos culturas, sentirse un extraño entre dos mundos”.

Esto propició que ambos fueran vistos como bichos raros durante sus respectivas infancias, lo que Malek cree que también fue clave en su conversión al personaje:

“[Freddie] fue un niño y un joven muy acomplejado, bueno, mejor sería decir que muy complejo, que hizo de ello la gran creación del cantante-estrella. Yo no tuve una infancia desgraciada, pero sí que he luchado por salir de los estereotipos, sin perder mis raíces. Convertirme en actor me sirve para esta terapia”.

El intérprete hace una cura de humildad al relatar que”jamás pasaré de ser un actor que recrea a Mercury. Nunca poseeré ese magnetismo animal, esa capacidad de seducción de la cual hacía gala en escena o en los videoclips”. Aunque vuelve a reconocer que, gracias al paralelismo entre ambos y al trabajo que hizo junto al experto de gestualidad de ‘La teoría del todo’, “conecté con esa fisicidad y esa rapidez expresiva que Freddie sacaba a la luz de forma casi inconsciente, con maravillosa sinceridad”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here